Blog

diciembre 24, 2018

Cambiar caldera gas natural: características y ventajas

Cambiar caldera gas natural

En los últimos años, cada vez es más habitual cambiar caldera gas natural en las viviendas. Podemos definir la caldera de gas como un depósito cerrado, que generalmente es de metal, el cual calienta agua utilizando gas como combustible para conseguirlo.

De entre todos los gases combustibles, el gas natural es el más limpio ya que su combustión no genera ningún tipo de gas ni residuo. Además, no hay que preocuparse de su almacenamiento ya que el suministro es continuo. A día de hoy es el más habitual, especialmente en las ciudades.

Las calderas de gas estancas son las más seguras ya que la cámara de combustión está totalmente sellada; de esta manera, no consumen el aire del hogar. Por lo tanto, los gases producidos por la combustión en ningún momento entran en contacto con el aire que se respira en la vivienda.

Cambiar caldera gas natural: ventajas

  • Comodidad: El calentamiento del agua con estas calderas es muy rápido. Además, hay que tener en cuenta que disponen tanto de termostato como de contador, por lo que se puede ajustar su temperatura a las necesidades de la vivienda de una manera muy sencilla. También hay que tener en cuenta que no ocupan demasiado espacio.
  • Vida útil: Este tipo de calderas por lo general duran más tiempo que otras calefacciones siempre que se les dé un mantenimiento adecuado.
  • Medio ambiente: El gas natural no contamina, lo cual lo diferencia de otros medios de calefacción, los cuales sí emiten residuos nocivos a la atmósfera.

Si quieres cambiar caldera gas natural lo mejor que puedes hacer es contar con los servicios de los mejores profesionales. En Imsatec podemos ayudarte a decidir el mejor modelo de caldera en función de tus necesidades y preferencias. Además, somos especialistas tanto en la venta, como en la instalación y mantenimiento.

Calderas
About Contenidos