Blog

febrero 21, 2018

Aprende cómo reparar una caldera de gasoil

Cómo reparar una caldera de gasoil: pasos

Algunas calderas  se valen de gasoil o gasóleo C para generar la energía necesaria para climatizar un hogar y calentar el agua sanitaria. Si es el caso de tu instalación, y últimamente te está dando quebraderos de cabeza, lo primero que debes saber para tener claro cómo reparar una caldera de gasoil es conocer su funcionamiento.

Cómo reparar una caldera de gasoil: familiarízate con el proceso

Estas instalaciones cuentan con un depósito en el que se guarda el gasoil para la calefacción. La cantidad máxima variará en función de las dimensiones del aparato y su utilización concreta (no será lo mismo si es para un piso que para una vivienda más grande). El gasoil almacenado emana a través de un conducto desde el depósito hasta la cámara de combustión.

Ahí, el gasoil se divide en una multitud de gotas pequeñitas. La cámara de combustión cuenta con varios electrodos que, tras dar lugar a la conveniente descarga, encienden el fuego en el gasoil, dando lugar a unas llamas controladas.

El fuego que se crea a consecuencia de la combustión del gasoil calienta un área específica de la caldera conocida como intercambiador de calor. Desde ahí los humos de la combustión se trasladan a otra cámara, que los conducirá fuera. Generalmente, el calor obtenido en el intercambiador calienta agua, que se hace circular por un circuito de calefacción o bien se utiliza como agua caliente sanitaria, dependiendo de la instalación.

Cómo reparar una caldera de gasoil

A continuación, te presentamos una lista con los problemas más frecuentes en las calderas de gasoil, el posible motivo de la avería y la mejor manera de ponerle solución.

El motor no gira

Cuando el motor gira de manera deficiente, el motivo es la falta de energía eléctrica. Controla los termostatos de caldera y ambiente para remediarlo.

No se forma llama

Si el motor gira pero no se forma llamada, puede producirse una “parada de bloqueo”. Es uno de los problemas más comunes. Tal vez se deba todo a la insuficiencia de combustible. Si no llega el gasoil, debes controlar el nivel en la cisterna y vigilar que no haya válvulas cerradas a lo largo de la línea de gasóleo. Pon atención a estos dos elementos y vuelve a probar.

Llama irregular

Si la llama parpadea de manera intermitente, lo más probable es que haya agua en el gasóleo. Vacía la cisterna, limpia los filtros y prueba de nuevo.

Llama humosa

Una llama humosa suele ser sinónimo de poco aire de combustión. Vigila que el ventilador esté en condiciones y límpialo si lo ves sucio.

Ahora sabes cómo reparar una caldera de gasoil, pero no debes aventurarte por tu cuenta si careces de los conocimientos técnicos necesarios. Estos problemas son complejos y requieren de una mano experta para arreglarlos. Lo mejor en casos de avería es que te pongas en contacto con los mejores profesionales para inspeccionar la caldera. En Imsatec te daremos todas las claves paras un servicio técnico óptimo.

Calderas
About Contenidos