Blog

enero 22, 2018

Cómo pintar un radiador: instrucciones y consejos

Cómo pintar un radiador

Los radiadores son un elemento esencial en tu vivienda, pero no todos tienen por qué ser blancos. ¡Basta de aburrimiento! Siguiendo las siguientes instrucciones, podrás añadir un toque de divertido y reconfortante color al hogar. Coge la brocha y prepárate para un saber cómo pintar un radiador.

Instrucciones sobre cómo pintar un radiador

En primer lugar, cubre todo lo que esté alrededor del radiador para evitar molestas manchas. Puedes utilizar plásticos o cinta en las paredes, suelo y rodapiés. El proceso de decoración puede seguirse con el radiador fijo o desmontado. No obstante, algunas zonas son de difícil acceso, de forma que siempre será más cómodo que elijas la segunda opción. Si decides mantenerlo en la pared, es importante que lo purgues y limpies antes. Debe estar apagado (y frío) durante su maquillaje: nada de precipitarse. Una vez tengas esto listo, podrás seguir los siguientes pasos:

Lijado

Lo primero antes de ir al corazón de cómo pintar un radiador es limar asperezas. Lija el radiador para remover las antiguas capas de pintura que quedan aún y garantiza de ese modo que los nuevos productos que utilices se adhieran perfectamente.

Añade una capa de imprimación

Aplica una capa de imprimación adecuada para el material del que estén hechos tus radiadores. Ya sabes que los hay de distintas clases, desde acero hasta aluminio, pasando por plástico o hierro. No todos los materiales son compatibles con todos los tipos de pintura.

Aplica la primera capa de pintura

Una vez hayas dejado secar la capa de imprimación, añade la primera capa de pintura o esmalte para radiadores. Has de saber que el esmalte especial para metales es el más popular en estos casos. Siéntete Picasso en el corazón de tu casa pero… no olvides que ésta es sólo la primera capa.

Pinta la segunda capa

Cuando haya terminado el proceso de secado de la primera capa de pintura, podrás empezar con la segunda y ya, por fin, definitiva. Por último, no olvides dejarlos secar durante un día entero antes de ponerlos a funcionar. El calor puede liberar toxinas si la pintura está fresca, así que no te dejes llevar por la impaciencia.

Calentadores
About Contenidos